Autor:
Rodrigo Lázaro
Fecha:
22/8/2022
Tiempo lectura:
4
 min
Categoría:
Volver al blog
Moto
4
 min de lectura

¿Cómo sé que mi moto tiene ABS?

Rodrigo Lázaro
22/8/2022

Desde el año 2016, la normativa establece la obligación de que todas las motos nuevas que se vendan incorporen este importante avance para la seguridad del conductor y pasajero, pero ¿Cómo averiguamos este dato si la motocicleta es de segunda mano o es anterior a esa fecha?

En el siguiente post te ayudamos a saber si tu moto tiene frenos ABS.

¿Cómo? Te lo detallamos a continuación: 

  • Lee el manual del fabricante, pues ahí se especifica todo lo que lo que la moto incorpora. 
  • Examina las ruedas, especialmente la zona del disco de freno, pues ahí debe apreciarse unas muescas e incluso un captador que ha sido añadido en esta parte. Si la zona es lisa, habrá que deducir que carece de ABS.
  • Acude a un mecánico a que inspeccione la moto. Él podrá proporcionarte tan valiosa información.

Si finalmente, tras realizar tus indagaciones, descubres que no cuenta con frenos ABS, no pasa nada, pues es muy posible que en el taller puedan instalarlos, pero siempre que el modelo no sea muy antiguo, porque esta clase de frenos no se pueden acoplar bien en algunos de ellos.

¿Y cómo se hace esto? Pues normalmente será necesario cambiar las llantas, los discos, los sensores, los cableados e incluso los latiguillos y las pinzas. No hay que olvidar la instalación de los canales independientes y la bomba. Por supuesto, resulta imprescindible que la moto disponga del espacio suficiente para poder albergar el módulo de ABS.

¿Cómo funcionan los frenos ABS?

Pero ¿por qué es tan importante contar con un sistema de frenos ABS? Lo cierto es que estamos ante todo un hito en la seguridad que, desde el año 2003, deben incorporar todos los vehículos que se venden en la UE. Las motos han tardado un poco más en sumarse a esta innovación, pero finalmente, y desde 2016, es obligatoria su inclusión en todas las motocicletas con cilindrada igual o superior a 125 cc. 

Y no es para menos, dado que gracias a ellos podemos mantener la estabilidad y la  maniobrabilidad del vehículo, a pesar de que el frenado haya sido de emergencia. Su funcionamiento radica en unos sensores de revoluciones que se ubican en los neumáticos y que permiten controlar constantemente su velocidad.

moto de color negro con frenos ABS
Los frenos ABS evitan que los frenos de la moto se bloqueen en caso de emergencia

En el caso de que una o varias de las ruedas se bloqueen debido a un frenazo, el ABS interviene de inmediato reduciendo la presión de frenado en los neumáticos que lo necesiten, así impide que se paralicen de manera total. Además, se logra reducir la distancia de frenado.

Desde luego, el Anti-lock Braking System (ABS) se ha ganado un merecido hueco en la seguridad desde su invención allá por 1978. Y ahora, por fin, es obligatorio incorporarlo a las motos. De esta manera, se impide que las ruedas se bloqueen y se evitan caídas o derrapes, ya que disminuye la fuerza de la frenada.

Conviene saber que, en el caso de las motos, el sistema antibloqueo de frenos ABS funciona de la siguiente manera:

  • Un control de velocidad en cada rueda.
  • Un módulo de electroválvulas que tienen como cometido liberar la presión existente en los frenos
  • Unos sensores que se colocan en una corona específica ligada a los discos de los frenos y que, en consecuencia, sirven para no perder el control de la velocidad de la rueda.

Todos estos mecanismos actúan de manera conjunta e impiden que las ruedas se acaben bloqueando. 

¿Qué diferencia hay entre frenos ABS y CBS?

Pero además del ABS se suele emplear el sistema CBS. De hecho, incluso llegan a usarse de manera combinada para incrementar la seguridad en la conducción. Vamos a conocerlo un poco más para saber exactamente en qué radica la diferencia.

En concreto, los frenos CBS o Sistema de Frenado Combinado permiten repartir la frenada entre ambas ruedas cuando se acciona uno de los dos frenos. Así, logramos una frenada mucho más eficiente, pues se emplean todas las ruedas aunque el conductor no haya accionado los dos pulsadores de freno. Sí, porque aunque el piloto únicamente presione el freno de una rueda, se envía un poco de la potencia de frenado a la otra y, en consecuencia, se equilibra el vehículo. 

mecanismos de una rueda de moto
Unos neumáticos de moto convenientes es fundamental para que el sistema antibloqueo funcione correctamente

Sin duda, la principal diferencia estriba en que, en el caso del ABS, las ruedas cuentan con unos sensores de régimen que detectan cualquier disminución brusca de velocidad de manera automática. No es necesario que el piloto reduzca la fuerza ejercida sobre la palanca, pues este sistema se encarga de bajar la presión en la pinza de freno evitando así un posible bloqueo de la rueda.

Por su parte, el CBS conecta el freno delantero con el trasero. Esto permite que al accionar el trasero, ambas ruedas frenen de manera proporcional y se optimiza la maniobra.

¿Cómo frenar tu moto con ABS?

El ABS es un sistema muy seguro, pero no hace magia ni resulta milagroso si no sabemos manejar la moto adecuadamente y actuar de manera correcta ante una situación de peligro.

moto azul aparcada
Los frenos ABS aumentan el control sobre la moto

Por lo tanto, toma buena nota de estos consejos: 

  • Acciona el frenado como si la motocicleta careciera de ABS. 
  • Comienza con el freno de la rueda trasera con el pedal y, a continuación, presiona la palanca de freno delantero, pero recuerda hacerlo sin brusquedad. Únicamente si se trata de un peligro inminente cabría actuar de forma abrupta.
  • Cuando las pastillas de freno se ponen en marcha, puedes ir progresivamente incrementando la presión del frenado.
  • En el caso de tener que frenar en una curva, procura hacerlo de manera suave. Así evitarás que la moto se salga del camino o de la carretera.
  • No todos los ABS son iguales, por lo tanto no funcionan de la misma manera, aunque las situaciones sean similares. Por eso, es recomendable ir adquiriendo experiencia, para estar al tanto de todas sus características y particularidades. De este modo, sabremos sacarle el mejor partido posible al ABS de la moto. 

En suma, la obligación de incorporar un sistema de frenos ABS en todas las motocicletas con cilindrada igual o superior a 125 cc. es una estupenda medida. Conviene resaltar que, según diferentes estudios elaborados por la DGT, el uso del ABS reduce en un 20 % la probabilidad de sufrir un accidente, si esto lo unimos al sistema CBS, dicho porcentaje disminuye aún más.

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.