Raquel Sancho
27/3/23
5
min
Moto
Sin categoría
Tiempo lectura:
5
 min
Volver al blog
Recibe descuentos y novedades primero 📧
Moto
5
 min de lectura

¿Cada cuánto hay que revisar la moto?

Raquel Sancho
27/3/2023

La moto, al igual que el coche, necesita, de vez en cuando, una revisión en el mecánico para asegurarnos de que todo está correcto y que no suframos imprevistos durante la conducción. De este modo, lo habitual es que la sometamos a un examen periódico tras recorrer los primeros 500 o 1.000 kilómetros.

Tras esta primera revisión deberíamos regresar al taller cada 10.000 o 15.000 kilómetros recorridos. Ten presente que comprobar el buen estado de los elementos de la moto no solo es una cuestión de seguridad, pues también sirve para alargar la vida útil de los componentes. De hecho, progresivamente se va produciendo un desgaste y deterioro, además de la suciedad acumulada, que puede acabar afectando al rendimiento y conservación de otras partes. Por lo tanto, tenemos un doble motivo para revisar la moto en un taller de forma constante. 

¿Cuánto tiempo es la vida útil de una moto?

Esta cuestión depende de dos factores básicos: el mantenimiento que le hayamos dado y el uso más o menos intensivo de la misma.

Vamos a analizar todo ello a continuación:

  • Si el cuidado ha sido el correcto, y nos hemos preocupado por someterla a revisiones periódicas y la hemos llevado al mecánico cada vez que ha sido necesario, seguramente podremos seguir disfrutando de nuestra moto durante 12 o 15 años. 
  • Si la moto tiene un uso meramente deportivo, con toda probabilidad su vida útil se acortará, ya que el desgaste y deterioro pueden ser evidentes. Tampoco podemos pasar por alto que si conducimos por carreteras mal asfaltadas, hay un  mayor desgaste, no solo en los neumáticos, sino también en componentes como los amortiguadores y los discos de freno.

¿Qué se debe revisar en el mantenimiento de motos?

Dicho esto, nos debemos tomar muy en serio su cuidado y, por este motivo, debemos ser especialmente meticulosos con ciertos componentes. En concreto, destacamos:

  • El aceite del motor necesita que le echemos un vistazo una vez al mes, sobre todo con ocasión del verano, pues resulta más fácil que se evapore a causa de las altas temperaturas.
  • Los frenos son una parte muy importante de la seguridad de la moto, como todos sabemos de sobra. Pero a veces parece que olvidamos su importancia. Tanto es así que desatendemos la revisión del líquido de frenos que debe cambiarse al menos cada dos años. Además, debemos procurar revisar todo el conjunto una vez cada año. Recuerda echar un ojo también a las pastillas de freno. Respecto a esto último, es importante destacar que circular con las pastillas de frenos gastadas puede ocasionar problemas de acoplamiento en los discos y que se vaya reduciendo la efectividad de la frenada. 
  • Los neumáticos deben contar con la presión adecuada y, por supuesto, han de estar en buen estado. Conviene, por lo tanto, que evalúes si existe alguna deformación en la cubierta y que la profundidad del dibujo es la adecuada, ya que no puede ser inferior a 1,6 milímetros. ¡No olvides revisarlos antes de emprender un viaje!
  • El líquido refrigerante debe mantenerse en los niveles óptimos. Los expertos recomiendan hacerlo cada 1.000 kilómetros aproximadamente.
  • Las luces son básicas tanto para ser vistos por el resto de conductores como para ver correctamente la vía. Procura sustituir las bombillas cada dos años o cuando hayas recorrido 50.000 kilómetros. 
  • El filtro del aire debe mantenerse limpio. Has de saber que si no entra la cantidad necesaria de aire, el motor pierde potencia, el acelerador tarda en responder y el motor se calentará, lo cual nos puede acabar dando problemas. 
  • La batería puede no funcionar adecuadamente si pasamos mucho tiempo sin encender la moto. Conviene examinarla para evitar que te deje tirado en medio de la carretera. En cualquier caso, recuerda sustituirla cada 4 años. Debes saber que con una descarga completa de la batería nos arriesgamos a un deterioro rápido de las placas. 
  • La cadena de transmisión requiere que la mantengamos debidamente lubricada. Si no quieres desagradables sorpresas, hazlo cada 2 o 3 meses. Así, el kit de transmisión debe estar limpio, engrasado y con la tensión adecuada para que la moto no falle y, en consecuencia, se puedan prevenir las averías más graves.
  • El filtro de aceite también está dentro de la lista de elementos que han de ser evaluados con cierta periodicidad. Procura seguir las recomendaciones del fabricante, allí se suele indicar cada cuánto tiempo debe limpiarse o realizar las preceptivas sustituciones. 

Tampoco olvides que cualquier desperfecto debe arreglarse cuanto antes para evitar males mayores. Por lo tanto, si sufres una avería no tardes en hacer la visita al mecánico.

Por supuesto, la mejor manera de rematar la revisión de nuestra moto es con una limpieza a fondo para que luzca en todo su esplendor. Sin duda, disfrutarás aún más de la conducción.

A esto se suma que todas las motocicletas, al igual que sucede con los vehículos, deben pasar la correspondiente ITV. De lo contrario, el conductor no podrá circular con ella por ninguna vía y, en caso de hacerlo, se expone a ser sancionado con una considerable multa.

En concreto, deben hacerlo a los cuatro años desde su primera matriculación. A partir de ese momento, lo harán cada dos años.

Si se trata de un ciclomotor, deben aguardar a que transcurran tres años desde su primera matriculación. Después lo harán cada dos años.

¿Cuánto cuesta revisar una moto?

El coste de este servicio dependerá inevitablemente de la necesidad de hacer ajustes, reparaciones o sustituciones. Así, sin ir más lejos, si el mecánico decide que es necesario efectuar un cambio de aceite, que suele hacerse cada 5.000 kilómetros, te tocará desembolsar entre 75 y 120 euros, la mayor o menor cantidad dependerá del tipo de moto. 

En el taller también pueden considerar que las ruedas se encuentran en mal estado y que, en consecuencia, resulta necesario reemplazarlas por unas nuevas que suelen costar unos 20 euros cada una.

Sin embargo, si no necesita nada, y todo se encuentra en perfecto estado de revista, el coste de la revisión puede quedar en tan solo 20 euros, aunque todo dependerá del taller al que acudas.

Una de las ventajas de contratar el seguro de moto en Cleverea es que, en caso de avería, podrás elegir tu taller de confianza para arreglarla. No te pondremos ningún “pero”.

En conclusión, si queremos que nuestra moto nos ofrezca el mejor rendimiento posible y que nos siga el ritmo durante muchos años, debemos esforzarnos con un adecuado mantenimiento y eso nos obliga a revisar la moto cuantas veces sea necesario. Además de ganar en seguridad, saldrás al paso de las posibles averías que pudieran producirse en cualquier parte de sus engranajes.

*La información sobre los precios aportada en este artículo es meramente orientativa.

Contrata tus seguros, fibra, móvil y energía. Todo en uno con Cleverea.
Disfruta las mejores coberturas para tu coche y un seguro rápido, fácil y 100% digital.
Un seguro de moto bueno, barato y digital. Contrata de forma sencilla y en 2 minutos.
Seguro de patinete eléctrico desde 2€ al mes. Contrátalo 100% online.
Contrata tu seguro de bici digital y flexible. Desde 2€ al mes.
Descubre un seguro de hogar hecho a tu medida y 100% digital.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Las mejores tarifas de fibra y móvil están en Cleverea.
Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.

Consejos de expertos,
primero contigo.

Suscríbete a la newsletter de Cleverea y recibe los mejores consejos para cuidar tu hogar y tu familia. ¡Y entérate de todas nuestros descuentos y promociones antes que nadie!