Autor:
Raquel Sancho
Fecha:
11/1/2023
Tiempo lectura:
3
 min
Categoría:
Coche
Sin categoría
Volver al blog
Coche
3
 min de lectura

¿Qué hago si me quedo sin gasolina?

Raquel Sancho
11/1/2023

No suele ser un escenario muy habitual, pero a veces sucede que por puro despiste nos quedamos sin combustible en el coche con todas las molestias que esto puede ocasionarnos. Si alguna vez te sucediera esto, conviene saber de antemano cómo has de proceder ante una situación así.

Síntomas que te indican que no te queda gasolina

Pero es evidente que cada vez es más inusual que esto ocurra dado que en todos los coches contamos con un piloto que se enciende cuando los niveles de combustible comienzan a ser muy bajos. Así, nos alerta para que acudamos a una gasolinera cuanto antes. 

No obstante, a veces bajamos la guardia y cuando queremos enmendar nuestro error, no encontramos estaciones de servicio que nos permitan repostar. No debemos olvidar que un coche puede llegar a recorrer hasta 80 km en reserva. 

En cualquier caso, existen una serie de signos que nos ayudarán a detectar que de manera inminente nos quedaremos sin gota de gasolina. Así, lo habitual, es apreciar que el motor comienza a dar tirones y se ahoga. Una vez que constatemos esto, debemos encender las luces de emergencia y dirigirnos a una zona segura fuera de la calzada en la que podamos detenernos sin alterar la circulación ni comprometer la seguridad del tráfico. 

En los coches más antiguos, nos exponemos a un problema añadido y es que se puede ensuciar o corroerse la línea de combustible, además del filtro. Por lo tanto, es posible que cuando llenes de nuevo el depósito el automóvil no encienda nuevamente. En este sentido, es muy posible que la línea de combustible o el filtro hayan quedado obstruidos. 

Tampoco olvides que no se puede descartar un problema con los sedimentos de su tanque de combustible. Esto sucede cuando los niveles de combustible bajan y se acaban introduciendo en el motor. Sin duda, y como ya habrás deducido, esto no es nada positivo para el coche.

Si me quedo sin gasolina, ¿recibo una multa?

En principio, quedarse sin gasolina en el depósito no constituye de por sí una conducta sancionable, pero todo dependerá de dónde nos veamos obligados a dejar el vehículo. Ten presente que puede suponer un peligro para el tráfico.

parar-coche-medio-carretera

De esta manera, si dejamos aparcado el coche en cualquier sitio esto puede suponernos una multa de 200 euros, según se establece en el reglamento de Tráfico. Así, por ejemplo, es posible que se agote la gasolina mientras circulamos por un túnel y que, por lo tanto, nos toque dejarlo ahí mismo, a pesar de los evidentes riesgos que entraña para el tráfico. Esto es una grave infracción. Igual sucedería en el caso de que tengamos que dejar el coche estacionado en una curva. 

También es importante que sepas que en el caso de tener que dejar el coche en la cuneta para ir caminando o en el coche de otro usuario a por gasolina, debes tener la precaución de que la garrafa donde viertas la gasolina cuente con la correspondiente homologación. De lo contrario, según la DGT, el conductor podría ser sancionado con hasta 3.000 euros de multa. 

Pasos a seguir si me quedo sin gasolina

Además, una vez que hayas detenido el vehículo, ten en cuenta todo lo que sigue:

  • Colócate el chaleco reflectante antes de salir del coche.
  • Señaliza la presencia del vehículo con los triángulos de emergencia. Es crucial que cumplas con este paso, si no la sanción puede ascender a los 80 euros por cada una de las dos infracciones.
chaleco-reflectante-coche
  • Llama cuanto antes a tu compañía de seguros, pues algunas de ellas cubren este tipo de contingencias y, en consecuencia, te pueden auxiliar. 
  • En caso de que estés cubierto, el servicio de asistencia enviará una grúa que se ocupará de trasladar el coche a la gasolinera más cercana.
  • Puedes pagar tú mismo un servicio privado de grúa si consideras que es lo más conveniente y seguro. Aunque tendrás que pagarlo de tu propio bolsillo. El coste puede variar dependiendo de la distancia que tenga que recorrer, o si se trata de un  día festivo.

No obstante, si el seguro no se hace cargo de esta situación, nos tocará caminar hacia la gasolinera más cercana, adquirir combustible y trasladarlo en un recipiente homologado.

Por supuesto, si la zona no es adecuada para ir caminando con seguridad, mejor no lo hagas. Es preferible que aguardes la llegada de la ayuda y que te mantengas en el interior del vehículo. Puedes barajar alternativas como llamar a un taxi para que te recoja y te lleve a la gasolinera más cercana y de ahí de vuelta al coche para que puedas llenarlo de gasolina.

gasolinera-carretera

Recuerda que una vez que vuelvas a llenar el depósito y arranques el vehículo, sería recomendable que lo llevaras al taller para que lo inspeccione y pueda asegurarse de que el motor no ha sufrido daños. 

De hecho, no es raro que se haya producido un agotamiento de la batería tras intentar arrancarlo cuando se ha quedado sin combustible. A esto se suma el hecho de que un vehículo diésel que se queda combustible es más propenso a las averías que uno que funcionen con es más peligroso en cuanto a potenciales averías se refiere que si nos sucede lo mismo en un coche gasolina. Las averías a las cuales no exponemos en el caso de quedarnos sin diésel son desde algo más común como es agotar la batería de nuestro coche hasta algo de mayor envergadura como es la obstrucción de los inyectores.

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.