Autor:
Raquel Sancho
Fecha:
4/1/2021
Tiempo lectura:
 min
Categoría:
Volver al blog
Movilidad personal
 min de lectura

Las multas más típicas a los ciclistas

Raquel Sancho
4/1/2021

Si practicas ciclismo con asiduidad o estás pensando en empezar a hacer rutas con tu bicicleta presta atención a las que son las multas más comunes a la hora de ir en bici.

Cuáles son las multas más frecuentes entre los ciclistas

Las sanciones más frecuentes entre ciclistas presentan algunas particularidades respecto a las multas más impuestas en motoristas o conductores. A continuación las detallamos.

Circular con auriculares

Ir con auriculares es una de las multas más frecuentes. Tenemos que tener presente que nada menos que 8 de cada 10 ciclistas han circulado mientras escuchaban música con auriculares. Esto está totalmente prohibido por una cuestión de seguridad y está sancionado con multas de 200 euros. Es evidente que ir circulando con auriculares reduce notablemente la capacidad de atención del ciclista. 

Hablar por teléfono 

Del mismo modo también está prohibido usar el dispositivo móvil. En caso de que tengas que hacerlo tendrás que parar y salir de la vía por la que circulas para atender la llamada con normalidad o, de lo contrario, podrías ser sancionado. Con una práctica de estas características lo que conseguirías es ponerte en riesgo a los demás y por supuesto a ti mismo.

Beber y circular en bici

Hay quien piensa que tras una noche de fiesta volver a casa en bici, aunque haya bebido, no le supondrá sanción alguna y esto no es así. Aunque muchos no lo saben lo cierto es que se aplica la misma normativa que para los vehículos a motor y para las bicicletas. De este modo, no se puede presentar una tasa de alcohol en sangre superior al 0.5 gramos por litro en el aire. Esto también es así en el caso del consumo de estupefacientes, psicotrópicos y productos estimulantes. Esto supondrá una sanción de 500 euros. Más allá de la sanción está lo más importante: estarás poniendo en riesgo tu integridad física y la de los demás.

No llevar luces

Es obligatorio llevar luces delanteras y traseras si vas a circular de noche, además de ser un motivo de sanción es un punto clave para preservar tu seguridad. También es obligatorio contar con algún elemento reflectante. Si no llevas las luces podrás correr con una sanción de 80 euros y no tener el chaleco reflectante supondrá una sanción de 200 euros.

Cuidado con el casco

Tanto si no llevas correctamente el casco como si directamente no lo llevas estarás expuesto a sanciones. Este es uno de los elementos más importantes a la hora de ir en bici porque resulta clave para salvar vidas ante un accidente.

Debes usar un casco homologado si vas a ir por vías interurbanas. Si vas a ir con un menor de hasta siete años que portes detrás en una silla homologada también tendrá que llevarlo. No tenerlo supone una multa de 200 euros.

No respetar las señales de tránsito

Como ocurre cuando vas en coche o moto, si circulas en bici tendrás que respetar igualmente las normas de circulación, puesto que son las mismas. Tendrás prohibido saltarse un semáforo en rojo, un stop, un ceda el y las multas más frecuentes oscilan entre los 150 y los 500 euros.

Circular por aceras o espacios para peatones

Por lo general las personas que suelen circular en bici a veces acaban haciéndolo por aceras o por espacios para peatones es motivo de sanción. Estos espacios están reservados a peatones y las multas suelen ir en torno a los 60 y hasta los 10.000 euros, en función de si cometes una infracción más grave, por lo que olvídate de ir por estos espacios.

Cómo circular de manera segura sin incurrir en infracciones

Circular en bicicleta de manera segura sin que, por ello, incurras en infracciones es posible. Para ello tienes que tener en cuenta una serie de recomendaciones.

Conduce por la derecha. 

En toda Europa debes circular por el lado derecho con tu bicicleta. Ocurre lo mismo en Estados Unidos, así que si viajas hasta allí y coges la bici esta norma es exactamente igual.

Uso de los carriles

Si un carril es bastante ancho como para que un coche y/o una bicicleta puedan circular sin problema alguno por el mismo, con posibilidad de guardar varios metros entre los dos, el ciclista podrá ir sin problema alguno por el lado derecho de los coches. En cambio, si el carril es estrecho y el espacio es bastante justo podrás ir por en medio del carril. 

Obedecer las señales de tráfico

Como comentábamos más arriba las señales de tráfico serán de obligado cumplimiento cuando se vaya en bici. 

Siempre con protección

Como decimos, es imprescindible que te protejas adecuadamente en todos los sentidos. Empezando por circular con casco a portar luces y chaleco en el caso de que vayas a coger la bici por la noche.

Si tienes seguro, mejor que mejor

Con un seguro de bicicleta podrás estar cubierto ante cualquier accidente tanto con los daños propios como los causados a un tercero. Se trata de un factor que, sin duda, aporta gran tranquilidad y te permitirá circular de un modo mucho más seguro al saber que cuentas con una póliza. 

En Cleverea tenemos seguros de bicicleta a precios realmente competitivos, si buscas uno sólo tienes que echar un vistazo a todas las opciones y coberturas que tenemos para ti. Desde robo, incendio, responsabilidad civil, asistencia carretera… Tú escoges qué tipo de protección quieres porque nuestros seguros son 100% personalizables.

No es obligatorio tener un seguro para tu bicicleta, pero sí recomendable precisamente por toda la cobertura que mencionamos.

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.