Autor:
Raquel Sancho
Fecha:
30/4/2021
Tiempo lectura:
 min
Categoría:
Volver al blog
Moto
 min de lectura

Qué es y cómo funciona la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona y Madrid?

Raquel Sancho
30/4/2021

Foto aérea de Gran vía de Madrid

Quizá hayas oído hablar de la zona de bajas emisiones de Barcelona y Madrid pero no sepas bien en qué consisten. A continuación te acercamos todas las claves que debes conocer al respecto.

Qué es una Zona de Bajas Emisiones

Se conocen como Zonas de Bajas Emisiones las áreas por las que se controla y se regula el tráfico de los los vehículos más contaminantes. Esto se traduce en que los vehículos que emiten emisiones más elevadas no pueden circular por esa zona en concreto. En algunas zonas lo que ocurre es que si el vehículo más contaminante entra en una zona de bajas emisiones tendrá que pagar.

El objetivo de establecer zonas de este tipo es reducir la cantidad de contaminación que hay presente en el aire. De este modo, disminuye la cantidad que hay en el aire de partículas finas, así como de dióxido de nitrógeno y de ozono, los contaminantes más presentes en el aire y también los más preocupantes por los daños que causan sobre la salud de las personas.

A qué vehículos les afecta la zona de bajas emisiones en Barcelona

Esto afectará a todos los vehículos que se consideran contaminantes y que no tienen la etiqueta de la DGT. Es decir, los vehículos que funcionan a gasolina y que se comercializaron antes de la norma Euro 3, por lo que fueron matriculados antes de enero del año 2000.

Del mismo modo, también afectará a aquellos automóviles diésel que sean anteriores la norma Euro 4, por lo que estarían matriculados antes del año 2005. Respecto a las furgonetas a las que afectaría estas restricciones serían a las matriculadas antes de octubre de 1994 y en cuanto a las motos y ciclomotores a aquellos que hayan sido matriculados antes de enero del 2003.

Del mismo modo, estarán exentos a esta normativa aquellos vehículos que estén destinados a transportar a personas que presenten problemas de movilidad reducida, así como aquellos que estén destinados a dar servicios esenciales, como las ambulancias, los que puedan emplear los bomberos, la policía, etc.

Cómo funciona la zona de bajas emisiones en Barcelona

Ahora que ya sabes, en qué consiste una zona de baja emisión, es importante que sepas también cómo funciona en las ciudades que en nuestro país están poniendo en marcha este sistema. En concreto, nos centraremos en Barcelona.

Pues bien, la ciudad condal ya tiene establecida una zona de bajas emisiones así como sanciones para aquellos conductores que no cumplan con la normativa. Tanto es así que se podrán imponer multas que van de los 100 a los 1.800 euros, en función del grado de contaminación del vehículo que circula por la zona restringida en cuestión.

La zona de bajas emisiones en Barcelona está conformada por la ciudad de Barcelona, a excepción de la Zona Franca, Vallvidrera, Tibidabo y Les Planes. También se consideran zonas de bajas emisiones localidades como L’Hospitalet, Esplugues, Cornellà y Sant Adrià de Besòs. En total son 95 km2.

En Barcelona, en cualquier caso, aunque se tenga un vehículo con circulación restringida por esta zona de bajas emisiones se podrá hacer uso de hasta 10 días de autorización personal para circular por la zona restringida en el caso de que sea necesario por cualquier urgencia. Para poder hacer uso de este permiso diario habrá que pagar 2 euros al día previo al día en el que necesitarás entrar en la zona.

Los taxis también están sujetos a esta normativa que está vigente en Barcelona de lunes a viernes de 7.00 a 20.00 horas. Sin embarglo, los vehículos más contaminantes sí podrán circular de noche, durante el fin de semana y los festivos.

Cómo funciona la zona de bajas emisiones en Madrid

En Madrid estas restricciones afectan a toda la zona de Madrid Central así como a parte de la plaza elíptica. En concreto a la calle Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta y Génova hasta llegar a la plaza de Colón. También se ve afectada la plaza del Emperador Carlos V, paseo de Recoletos y paseo del Prado. Del mismo modo, esta zona queda enmarcada por la ronda de Atocha, Valencia, Toledo y Segovia, para ir hasta Argüelles por las calles Bailén, Mayor, Princesa y Serrano Jover.

Para acceder a estas zonas es necesario ser residente. Esto se podrá demostrar estando empadronado en la zona y que cuenten con vehículo propio, más allá de la etiqueta medioambiental que tenga, pero esto será así solo hasta 2025 porque a partir de ese momento si no cuentan con la correcta etiqueta medioambiental no podrán acceder ni aún siendo residentes.

Respecto a las personas que no residan en Madrid Central sólo tendrán acceso a esta zona si conducen vehículos con etiqueta Cero o Eco. Em cambio, si tienen etiqueta B o C, tendrán acceso pero deberán aparcar ya sea en un parking público o privado.

Los vehículos que no cuentan con un distintivo medioambiental no tendrán acceso en ningún caso, una norma en la que se enmarcan también las motos.

No obstante, esta norma cuenta con excepciones. En el caso de Madrid se aplican sobre las personas con movilidad reducida, las personas que conduzcan un vehículo comercial, coches que necesiten acceder a un colegio y los propietarios de plazas de parking, así como taxistas y VTC, vehículos de la policía, los bomberos y la ambulancia.

Además los residentes en la zona de Madrid Central podrán solicitar hasta 20 de invitaciones por vehículo al mes para que puedan acceder. Son unas autorizaciones temporales y que van asociados a una matrícula concreta.

Para más información sobre el tema, puedes consultar las webs de los ayuntamientos de Madrid y Barcelona

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.