Autor:
Raquel Sancho
Fecha:
22/8/2022
Tiempo lectura:
5
 min
Categoría:
Volver al blog
Moto
5
 min de lectura

¿Qué ropa llevo para la moto en verano?

Raquel Sancho
22/8/2022

Las buenas temperaturas del verano favorecen el tráfico de las motos que se sienten a sus anchas ahora que no tienen que lidiar con la nieve o las fuertes lluvias

En verano el calor hace acto de presencia y debemos escoger las prendas más adecuadas para transitar con nuestra motocicleta de la manera más cómoda posible. En definitiva, ¿te preguntas qué ropa llevar para la moto en verano? Presta atención.

Recuerda que las protecciones siempre son necesarias, a pesar de que las altas temperaturas nos desaniman a vestir con todas ellas. De hecho, la siniestralidad suele aumentar durante esta época del año precisamente porque muchos motoristas se muestran más reacios a llevar la ropa que les protege ante posibles caídas, dado que resulta calurosa. Pero debemos hacer un esfuerzo, pues en ningún caso podemos renunciar a la seguridad. Estos consejos te ayudarán a ello. 

¿Cómo no quemarse en la moto?

Nuestro cuerpo debe ir adecuadamente protegido también en la época estival, pero es cierto que el calor no perdona. Por este motivo, te recomendamos apostar por prendas adaptadas a las altas temperaturas. Quizás no sepas que existe ropa técnica para moto con ventilación especial para el verano. En concreto, disponen de perforaciones que servirán para aliviar el calor sin que ello implique sacrificar nuestra seguridad al volante.

mano con guante haciendo un dos con los dedos
Los guantes de moto de verano están fabricados de materiales y diseños que evitan la acumulación de sudor

Hay más cambios que podrás introducir, vamos a verlos a continuación: 

  • Los guantes en verano: este elemento es clave. Ten presente que si sufrimos un accidente, las manos pueden salir muy perjudicadas, ya que tendemos a tratar de parar el golpe con ellas. Por lo tanto, en verano reemplaza tus guantes habituales por unos especialmente concebidos para las altas temperaturas. Así, suelen incorporar sistemas de refrigeración y ventilación que, sin duda, agradecerás, sobre todo cuando dejes aparcada tu moto a pleno sol y tengas que subirte a ella pasadas unas horas.
  • Casco: a estas alturas ya sabrás que un modelo integral de casco es el que más protección otorga, pues nos cubre tanto la cara como la barbilla, además de la cabeza y la nuca. Sin embargo, no es precisamente un casco fácil de llevar cuando llega la temporada estival y la canícula arrecia. Por este motivo, muchos conductores optan por uno multimodular. Este último resulta más fresco, aunque de menor protección. Eso sí, es importante que esté debidamente homologado y que quede bien sujeto a la cabeza. También puedes valorar pasarte a un casco abierto con pantalla larga o corta.

Y no olvides tener presentes ciertos consejos como los que siguen que, eso sí, poco o nada tienen que ver con el equipo de protección:

  • Humedece tus prendas: este truco lo emplean muchos conductores. No temas porque no tardarás en tenerla completamente seca, pero, mientras tanto, disfrutarás de cierto frescor que tu cuerpo agradecerá.
  • Evita las horas centrales del día: esta recomendación es válida para un sinfín de actividades veraniegas, como tomar el sol, y, por supuesto, también debemos tenerla en cuenta si somos motoristas. De este modo, no circules a partir de las 12:00 de la mañana y retoma la conducción no antes de las 16:00 horas.
  • Hidrátate adecuadamente: mientras vamos en moto estamos más expuestos al sol, ya que no hay un chasis, como sucede en los coches, que nos proteja. Por esta razón, conviene que hagas las paradas que sean necesarias para beber agua durante el trayecto. En el caso de que te notes cansado o con cierto malestar, detente a descansar, pues puede que sea un primer síntoma de deshidratación o un golpe de calor.

¿Cuáles son las mejores botas para moto en verano?

¿Y qué decir del calzado? Lo cierto es que estamos ante un elemento fundamental en todo equipaje de motorista en el que reside gran parte de la seguridad de la conducción. También en verano nuestras botas habituales comienzan a molestarnos, pero podemos hacer algo al respecto para tratar de ganar en comodidad sin poner en riesgo nuestra vida o integridad física. Vamos a verlo.

Unas botas especiales para la conducción en moto resultan básicas, pues en los tobillos y en los pies se pueden sufrir abrasiones muy graves en caso de accidente. A esto se une que es la zona de nuestro cuerpo más cercana al asfalto y de la que depende gran parte del equilibrio sobre la moto.

chico apoyado en una moto con botas
Conducir con sandalias es motivo de multa

Pero es cierto que el pie suda mucho en verano. Por lo tanto, podemos elegir un modelo de caña corta que nos ayudará a sobrellevar las temperaturas. También es recomendable optar por unas botas urbanas, confeccionadas en un cuero resistente y de calidad, que resultan muy cómodas de llevar durante esta estación. Asimismo, estas botas deben incorporar refuerzos interiores en tobillos, además de una protección en talones y/o puntera.

Por supuesto, quedan descartadas opciones como conducir con sandalias e incluso playeras, pues, además de ser sumamente peligroso para ti, tal imprudencia puede acarrear multas de 200 euros. 

Revisión básica de la moto en verano

Tan importante como llevar una ropa que te proteja es el tema del examen del estado de la moto, sobre todo si pretendes realizar con ella un desplazamiento largo con motivo de las vacaciones. 

Te recomendamos que revises aspectos como los que siguen:

  • Examina las luces. Es importante que si alguna no funciona, acudas de inmediato a solucionar el problema ya sean las de posición, cruce, largas, intermitentes, posición trasera o freno trasero. Todas ellas son fundamentales. 
  • El estado de los neumáticos, pues no deben mostrar grietas o deformidades, además el dibujo de la goma ha de poder apreciarse, ya que esto nos garantiza un buen agarre. 
hombre con barba arreglando una moto
Hacer una revisión de la moto evitará mejor sufrir algún accidente
  • Las pastillas de freno, ya que conviene detenerse a evaluar el desgaste de las pastillas, tanto delanteras como traseras.
  • Los líquidos, como el aceite y el nivel del refrigerante.
  • La cadena y el kit de transmisión. En este sentido, es recomendable revisar el tensado y el engrasado periódico de la cadena. No olvides echar un vistazo al piñón y la corona, puesto que puede ser necesaria una sustitución.
  • La vida de la batería, pues puede ser adecuado reemplazarla si notas que empieza a tener problemas de funcionamiento, sobre todo si te has propuesto irte de vacaciones con tu moto y no quieres sufrir contratiempos.

Por cierto, recuerda que tu moto necesita tener los papeles en regla. En concreto, nos referimos al permiso de circulación, la ficha técnica, la pegatina de la ITV, seguro en vigor y, por supuesto, con cobertura en el extranjero si pretendes viajar a un tercer país.

En conclusión, el verano es una época que vivimos con ganas dado que nos vamos de vacaciones, pero puede ser un tanto complicado disfrutar de tu moto si no tienes en cuenta las recomendaciones expuestas. ¡Tenlas presentes y verás qué cambio!

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.