Rodrigo Lázaro
4/11/22
10
min
Coche
Sin categoría
Tiempo lectura:
10
 min
Volver al blog
Recibe descuentos y novedades primero 📧
Coche
10
 min de lectura

¿Qué pasa si se rompe la correa de distribución en marcha?

Rodrigo Lázaro
4/11/2022

La rotura de la correa de distribución en marcha puede tener graves consecuencias para un coche. Si no deseas quedarte tirado ni pagar un dineral en el taller, este artículo te interesa. ¡Toma nota de nuestros consejos!

La rotura de la correa de distribución en marcha es una de las averías más temidas por los automovilistas. Algo lógico, ya que puede ocasionar graves desperfectos en algunas partes del motor o incluso dejarlo inservible. Por ello, es primordial familiarizarse con esta pieza y saber cada cuánto tiempo debe ser reemplazada.

¿Qué función tiene la correa de distribución?

Así pues, hablar de la correa de distribución es hacerlo de un elemento básico para el buen funcionamiento del motor de combustión de un automóvil:

  • La principal función de este componente es coordinar el movimiento del cigüeñal y del árbol de levas del propulsor para que las válvulas puedan trabajar con la precisión necesaria.
  • Es decir, contribuye a que las válvulas –accionadas por el árbol de levas– se abran y se cierren, sin ser golpeadas por los pistones –unidos al cigüeñal–, durante el proceso de admisión y escape de cada cilindro.
  • En cuanto a su fabricación, se realiza con materiales flexibles como el caucho, la goma y el nailon. Y con el objetivo de acoplarse mejor a las poleas encargadas de transmitir su fuerza, la correa posee una cara interior dentada.
  • Por lo que respecta a su composición, longitud y ubicación, depende del tipo de motor.

En función del automóvil, los fabricantes emplean correas o cadenas de distribución:

  • En el caso de la correa, es una pieza que se desgasta y está sujeta a posibles roturas. De ahí que sea tan importante prestar atención al mantenimiento y reemplazarla cuando así nos lo indique el manual de usuario o nuestro mecánico de confianza.
  • Por su parte, la cadena de distribución es metálica y está formada por eslabones –visualmente, es similar a una cadena de bicicleta–. Y al ser mucho más resistente y robusta que la correa, no es habitual que llegue a romperse. De esta manera, su vida útil suele ser similar a la del vehículo.

Dicho esto, lo primero que debemos saber para prevenir posibles averías es si nuestro coche monta correa o cadena de distribución. Una vez que tengamos claro qué pieza se encarga de sincronizar el giro del cigüeñal con el árbol de levas, podremos hacernos una idea de las revisiones que requerirá el vehículo.

¿Qué sucede si sufrimos la rotura de esta pieza?

Como se ha comentado anteriormente, la rotura de la correa de distribución es una de las averías más temidas por los conductores. Y ello es así porque la misma se asocia a un gasto elevado llegado el momento de pasar por el taller. Al respecto, los expertos en mecánica precisan qué sucedería si esta pieza llegase a romperse:

  • En el supuesto de que la correa se rompiese, el motor no contaría con una sincronización adecuada en su movimiento.
  • Al romperse la correa, los pistones golpearían repetidamente a las válvulas, que podrían llegar a doblarse o romperse.
  • De igual manera, la rotura de la correa ocasionaría daños en los pistones.
  • Incluso la culata podría verse dañada.

Si no conoces el funcionamiento de la mecánica de un coche a fondo, todo ello se traduce en un destrozo del propulsor considerable. Si los desperfectos son graves y la reparación es muy costosa, es posible que no merezca la pena realizarla.

Entonces, tocará plantearse si se reemplaza el motor por uno nuevo o de segunda mano. Y dependiendo de la antigüedad del coche, quizás lo mejor acabe siendo adquirir otro automóvil… ¡Todo por la rotura de la correa!

¿Cada cuántos km se debe cambiar la correa de distribución?

Sobre cada cuántos km se cambia la correa de distribución, desde la Dirección General de Tráfico nos dan una pista en sus consejos para comprar un coche de ocasión. Concretamente, dicho organismo recomienda lo siguiente:

  • Si el automóvil tiene más de 100.000 kilómetros, hay que preguntarle al vendedor si la correa se ha cambiado.
  • En caso afirmativo, debería demostrarlo con un justificante de mantenimiento.
  • Ante cualquier duda o sospecha, lo mejor es no adquirir el vehículo para evitar sufrir una posible avería del motor, que será importante y muy cara.

Ya se sabe: más vale prevenir que reparar… En este sentido, es aconsejable cambiar el kit de distribución cuando así lo indique el manual de usuario, el servicio oficial posventa o el taller de confianza al que acudamos habitualmente. El kit de distribución está conformado por estos componentes:

  • Correa de distribución.
  • Poleas-guía y tensores.

Y ya puestos, tal vez convenga revisar y sustituir otros elementos como la bomba de agua y la correa auxiliar. Esta última también es conocida como correa de servicio y está asociada al alternador, la dirección asistida o el aire acondicionado.

En lo relativo a cada cuántos kilómetros se aconseja cambiar la correa, los siguientes periodos pueden tomarse como referencia general:

  • Cuando el vehículo haya recorrido entre 60.000 y 160.000 kilómetros.
  • Si el automóvil se utiliza poco, la correa debería reemplazarse a los cinco años aunque no llegue al kilometraje mínimo recomendado.

De todos modos, dependerá del modelo de coche y del tipo de uso que se haga de él. Y lo mismo sucederá con la factura: algunas operaciones de mantenimiento podrán costar un centenar de euros y otras sobrepasar los 1.000 euros.

En comparación con las correas, las cadenas de distribución duran mucho más. ¡Hasta 250.000 kilómetros! Y su mantenimiento es inferior. Solamente a partir de kilometrajes tan amplios se llevan a cabo ajustes en la cadena o se sustituyen los tensores.

¿Por qué se rompe la correa de distribución?

En cuánto a por qué se rompe la correa de distribución en marcha, la principal causa es el desgaste. Algo que un mecánico detectará al observar irregularidades como grietas en la superficie, holgura por falta de tensión, mellas en la zona dentada o sequedad en la goma.

Más allá de la visión experta de un profesional de la mecánica, una serie de indicativos pueden alertarnos acerca de la necesidad de revisar o sustituir la correa. Entre ellos:

  • Averías en la bomba de agua –si funciona al unísono con la correa–.
  • Fugas de aceite.
  • Mayor generación de humo por el escape de la habitual.
  • Problemas a la hora de arrancar.
  • Ruidos anormales provocados por el desgaste o una tensión incorrecta.
  • Temblores durante la conducción y vibraciones al ralentí.

Cualquier irregularidad en el funcionamiento de un automóvil ha de comunicarse cuanto antes a un servicio oficial posventa o un taller de confianza.

Quizás sea algo sin demasiada importancia que se solvente de forma rápida y sencilla. Pero también podría tratarse de algo más serio. Como, por ejemplo, la necesidad de sustituir el kit de distribución para evitar males mayores.

El seguro de coche, mejor con cobertura de Asistencia en Carretera

Por todo lo expuesto, queda claro que la rotura de la correa de distribución en marcha es un inconveniente que podría salirnos muy caro. Para prevenirlo, ser rigurosos con los periodos de mantenimiento nos será de gran ayuda.

Y también contratar un seguro de coche que incluya la cobertura de Asistencia en Carretera. Si nos quedamos tirados, al incluir esta garantía en la póliza disfrutaremos de asistencia mecánica, servicio de grúa para trasladar el vehículo a un taller y transporte a nuestro destino.

En definitiva, dormiremos mucho más tranquilos sabiendo que estamos respaldados por nuestra compañía aseguradora en caso de avería.

Contrata tus seguros, fibra, móvil y energía. Todo en uno con Cleverea.
Disfruta las mejores coberturas para tu coche y un seguro rápido, fácil y 100% digital.
Un seguro de moto bueno, barato y digital. Contrata de forma sencilla y en 2 minutos.
Seguro de patinete eléctrico desde 2€ al mes. Contrátalo 100% online.
Contrata tu seguro de bici digital y flexible. Desde 2€ al mes.
Descubre un seguro de hogar hecho a tu medida y 100% digital.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Las mejores tarifas de fibra y móvil están en Cleverea.
Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.

Consejos de expertos,
primero contigo.

Suscríbete a la newsletter de Cleverea y recibe los mejores consejos para cuidar tu hogar y tu familia. ¡Y entérate de todas nuestros descuentos y promociones antes que nadie!