Rodrigo Lázaro
20/2/23
9
min
Coche
Sin categoría
Tiempo lectura:
9
 min
Volver al blog
Recibe descuentos y novedades primero 📧
Coche
9
 min de lectura

¿Qué es la prima de seguros?

Rodrigo Lázaro
20/2/2023

El argot asegurador está repleto de términos que muchos usuarios no entienden. Por ejemplo, algunos consumidores no saben aún qué es la prima de seguros. Si eres uno de ellos, tranquilo. ¡Te lo explicamos en este post!

¿Qué es una prima de seguros?

Si habías oído hablar de ella pero no sabías muy bien qué era, la prima de seguros es el precio final de un producto asegurador. Es decir, la cantidad de dinero que debe pagar un asegurado a la compañía cuando suscribe una póliza de seguro. Una vez formalizado el contrato, ambas partes asumen unas obligaciones:

  • El tomador del seguro tendrá que abonar el pago de la prima de acuerdo a las condiciones descritas en la póliza. Un asunto del que nos ocupamos en otro apartado del post.
  • Y la entidad aseguradora contrae el compromiso de reparar, reponer o indemnizar, según sea el caso, cuando los bienes asegurados del cliente sufran un daño.

En un esfuerzo por hacer que el lenguaje utilizado en el mundo de los seguros sea más comprensible para los consumidores, Estamos Seguros ha lanzado recientemente el Primer diccionario de términos incomprensibles del seguro. Este valioso recurso busca desmitificar el argot asegurador al proporcionar definiciones claras y concisas de palabras complejas que se encuentran comúnmente en la documentación de seguros. Además, el diccionario incluye sinónimos y breves explicaciones que permiten a todos los usuarios comprender fácilmente estos conceptos especializados.

Si buscamos en el listado el términos «prima única» –que veremos más adelante en este artículo–, el diccionario propone que sea reemplazado en las condiciones generales de la póliza por «precio», «aportación» o «pago único». Un cambio respaldado por el 88% de los clientes de compañías aseguradoras consultados.

¿Cómo se calcula la prima de un seguro?

Para calcular la prima del seguro, las compañías aseguradoras tienen que estimar y cuantificar el riesgo. Para ello, parten de la denominada «prima pura», a la que van sumando gastos, recargos o impuestos que dan lugar a la «prima total». Para que te puedas hacer una idea, esta es la evolución que experimentan las diferentes primas de un seguro:

  1. Prima pura. La prima más básica y simple hace referencia al coste real del riesgo asegurado asumido por una entidad aseguradora sin considerar los gastos de gestión. El coste real del riesgo se obtiene a partir de estadísticas y del tipo de interés técnico atribuido.
  2. Prima de inventario. A continuación, a la prima pura se suma la parte proporcional de los gastos de administración y gestión interna de la compañía. Nos referimos a los costes relativos al mantenimiento de locales u oficinas, las nóminas de los trabajadores, los suministros, etc. El resultado es la prima de inventario.
  3. Prima comercial. También conocida como «prima de tarifa», añade la parte proporcional de los gastos de gestión externa de una aseguradora. Como, por ejemplo, las comisiones de los mediadores de seguros que comercializan los productos aseguradores.
  4. Prima total. Y, finalmente, llegamos al precio que tiene que pagar el cliente. Junto a todo lo anterior, esta prima contempla impuestos, recargos por fraccionamiento, la parte correspondiente al Consorcio de Compensación de Seguros –encargado de cubrir los riesgos extraordinarios–, etc.

¿De qué depende el precio de la prima en un seguro?

Como habrás visto, en una prima de seguros intervienen numerosos condicionantes. Y muchos de ellos, como es lógico, están relacionados con el bien asegurado y su propietario o quienes lo disfruten habitualmente.

Para que puedas entenderlo de una manera comprensible, vamos a explicarlo con los seguros de coche. En este tipo de pólizas, el precio de la prima depende de los siguientes factores:

  • Tipo de vehículo. Indudablemente, no es lo mismo un automóvil nuevo que acaba de salir del concesionario que otro con 15 años de antigüedad. De igual manera, se considera el modelo, la potencia, el número de plazas, si dispone de equipamiento extra, etc.
  • Localidad. El precio del seguro también depende del lugar donde se vaya a circular habitualmente. Así, no es lo mismo conducir en Madrid o Barcelona, ciudades con una mayor probabilidad de sufrir un accidente, que hacerlo en Ávila o Segovia, poblaciones con muchos menos siniestros de tráfico.
  • Uso del coche. Asimismo, las entidades aseguradoras desean saber qué utilización se hará del vehículo. ¿Cuántos kilómetros recorrerá el coche en el transcurso de un año? ¿Se conducirá diariamente o de forma ocasional?
  • Aparcamiento. Otro factor que condiciona el precio de un seguro es el lugar donde vaya a dormir el automóvil. ¿Pernoctará en la calle o en una plaza de garaje? Y de cara a evitar su sustracción, ¿dispone de antirrobo, alarma o localizador GPS?
  • Perfil del conductor. Del mismo modo, es importante conocer quién hará uso del bien asegurado. ¿Será un conductor experimentado o una persona inexperta que acaba de sacarse el permiso de conducir? ¿Cuál de ellos representa un mayor riesgo?
  • Historial de siniestralidad. Continuando con el perfil del conductor, a la hora de contratar un seguro se solicita un certificado de no siniestralidad o se consulta esta última a través del fichero SINCO para aplicar una bonificación a los buenos conductores.
  • Modalidad de seguro. En el mercado se ofrecen diferentes seguros de coche. Al incluir menos coberturas, el Seguro a Terceros es más económico que el Seguro a Todo Riesgo.
  • Contratación presencial u online. Por último, la manera de contratar un seguro es otro aspecto que contribuye a definir el precio final de una póliza. En este sentido, una de las ventajas de la contratación de seguros por Internet es que los clientes pueden beneficiarse de una tarifa más barata.

¿Cuándo se paga la prima en un seguro?

En lo referente al pago de primas, ha de empezar a abonarse cuando se suscribe una póliza o al vencimiento del contrato en las renovaciones. Si se trata de varias cuotas, las mismas tendrán que satisfacerse según lo pactado con la compañía –por ejemplo, cada mes o trimestralmente–.

Tipos de primas de seguro que existen

Al margen de los ya explicados en otro apartado –prima pura, de inventario, comercial y total–, existen unos tipos de primas de seguros que deben conocer quienes suscriben una póliza:

  • Prima única. Como indica su denominación, consiste en un único pago. Suele estar vinculada a productos concretos como seguros de inversión, pólizas de vida y seguros de decesos.
  • Prima periódica. Consiste en el abono de cuotas en plazos regulares durante la duración de un contrato. Por lo general, el pago es anual.
  • Prima fraccionada. Es aquella que se satisface en pagos más reducidos que el anual. En caso de siniestro, una compañía aseguradora podría reclamar el pago de las cuotas que aún no se hubieran abonado.
  • Prima fraccionaria. Se calcula para un periodo de tiempo inferior a un año. Cuando ocurre un siniestro, en este tipo de prima no se solicita el abono de las fracciones no pagadas.
  • Prima natural ascendente. Se calcula anualmente y aumenta con la edad del tomador. Un ejemplo claro lo encontramos en los seguros de vida.

¿Qué consecuencia tiene no pagar la prima de un seguro?

Llegados a este punto, es importante saber qué sucede cuando no se paga una prima de seguros:

  • Cuando no satisface el pago de una prima, el cliente tiene un mes de gracia para hacerlo. Durante dicho periodo, la compañía mantendrá la cobertura.
  • Transcurrido el mes de gracia, se perderá la cobertura, si bien habrá un plazo de cinco meses para pagar la prima y recuperar el seguro.
  • En el momento en que se pague la prima, la cobertura volverá a tener efecto en 24 horas.
  • Si no se realiza el pago, el seguro quedará rescindido a los seis meses del vencimiento de la póliza.

¿Te preocupa la prima de tu seguro?

Si te preocupa la prima de tu seguro, en Cleverea te ofrecemos seguros de movilidad y hogar con el mejor precio –¡sobre todo en la renovación!–. Podrás pagarlos anual o mensualmente. Y contratarlos online, de forma rápida y sencilla, sin papeleos ni agobios. ¿A qué esperas para comprobarlo? Descubre nuestra cartera de productos y elige el que necesites.

Contrata tus seguros, fibra, móvil y energía. Todo en uno con Cleverea.
Disfruta las mejores coberturas para tu coche y un seguro rápido, fácil y 100% digital.
Un seguro de moto bueno, barato y digital. Contrata de forma sencilla y en 2 minutos.
Seguro de patinete eléctrico desde 2€ al mes. Contrátalo 100% online.
Contrata tu seguro de bici digital y flexible. Desde 2€ al mes.
Descubre un seguro de hogar hecho a tu medida y 100% digital.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Únete a la (r)evolución de los seguros.
Las mejores tarifas de fibra y móvil están en Cleverea.
Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.Chica feliz por contratar su tarifa de móvil más barata y sin permanencia.

Consejos de expertos,
primero contigo.

Suscríbete a la newsletter de Cleverea y recibe los mejores consejos para cuidar tu hogar y tu familia. ¡Y entérate de todas nuestros descuentos y promociones antes que nadie!