Autor:
Raquel Sancho
Fecha:
2/1/2023
Tiempo lectura:
4
 min
Categoría:
Moto
Sin categoría
Volver al blog
Moto
4
 min de lectura

¿Cómo ir en moto en invierno?

Raquel Sancho
2/1/2023

Un equipamiento adecuado que incluya ropa térmica y una serie de accesorios para el vehículo contribuyen a circular en moto en invierno de forma cómoda y segura. Si no lo tienes claro, ¡toma nota de nuestros consejos!

Ya sea para practicar mototurismo, viajar a las concentraciones invernales, realizar escapadas de fin de semana o desplazarse diariamente, muchos motoristas conducen su moto en invierno. Una estación en la que es imprescindible prestar atención al equipamiento personal y los accesorios del vehículo. Si deseas montar en moto con seguridad en la época más fría del año, este post te interesa. ¡Sigue leyendo!

Equipamiento de motorista para el invierno

En el caso del equipamiento de motorista para el mal tiempo, ya nos hemos ocupado de él en el artículo ¿Qué ropa llevar en moto para lluvia? Así, en lo relativo a la indumentaria motera, en los meses invernales es aconsejable hacer uso de los siguientes complementos:

  • Casco. Los modelos integrales y modulares (abatibles) son los que ofrecen más protección. Por supuesto, el casco debe estar homologado. Y recuerda: tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico, no utilizarlo o hacerlo inadecuadamente conlleva la retirada de 4 puntos del carnet de conducir.
  • Chaqueta y pantalón. Para montar en moto en invierno, asegúrate de adquirir prendas con protecciones, membrana impermeable y forro térmico.
  • Guantes. Por su contribución al manejo del vehículo, a este complemento le dedicamos un apartado especial en este post.
  • Calzado. Procura usar botas específicas con refuerzos. Si las reemplazas por un calzado de calle, intenta que sea de caña alta, robusto, cerrado –con el fin de evitar filtraciones de agua– y, siempre que se pueda, sin cordones.

Como punto de partida, este equipamiento de motorista te ayudará a combatir las bajas temperaturas propias de los meses invernales. Pero si vas a viajar o desplazarte por zonas especialmente frías, necesitarás una capa más…

casco-moto-rojo

Ropa de moto térmica

Y aquí es donde entra en juego la ropa de moto térmica. Hablamos de prendas que, al ponerse por debajo de la ropa técnica, conforman una primera piel que brinda una protección extra al conducir una moto bajo condiciones atmosféricas adversas. Y que aporta una serie de ventajas muy interesantes a los motoristas:

  • La ropa de moto térmica contribuye a mantener la temperatura corporal del motorista.
  • Además, facilita una transpiración fluida al expedir el sudor generado por el cuerpo hacia el exterior.
  • De esta forma, el cuerpo se mantiene seco. Y se evita que el sudor se enfríe en el interior de la prenda.

Desde sotocascos o balaclavas hasta calcetines, pasando por cubrecuellos, sotomonos, camisetas, pantalones y guantes, la oferta de ropa de moto térmica es amplia y variada. Y dentro de esta categoría también deben incluirse los chalecos térmicos, con paneles calefactores, que distribuyen el calor de forma uniforme.

En cuanto a sus precios, en el mercado se comercializa ropa de moto térmica para todos los bolsillos. Lo importante es adquirirla en establecimientos especializados y, ante cualquier duda, dejarse asesorar por sus profesionales.

Guantes de moto para invierno

Dentro de la ropa de moto técnica para invierno, los guantes desempeñan una función esencial. En primer lugar, como elemento de protección ante posibles golpes. Al respecto, desde la Asociación de Constructores Europeos de Motocicletas (ACEM) observan que unos guantes específicos de motorista son mucho más seguros que unos convencionales. ¡No te la juegues usando unos guantes de calle confeccionados en lana, nailon o piel fina!

guantes-moto-negros

Por su parte, la Dirección General de Tráfico advierte que los motoristas que no utilizan guantes específicos corren el riesgo de sufrir:

  • Abrasiones.
  • Arañazos.
  • Contusiones.
  • Fracturas.
  • Moratones.
  • Quemaduras.
  • Traumatismos.

Piensa que, cuando sufre una caída, un motorista tiende, de forma instintiva, a intentar amortiguar el impacto con las manos. En situaciones así, ¡se agradecerá llevar puestos unos guantes específicos con protecciones!

Si nos centramos en la conducción de moto en invierno, los guantes de motorista son fundamentales para prevenir el entumecimiento. ¿Te imaginas que tus manos pierden sensibilidad, carecen de tacto y no te permiten accionar el puño del gas, las manetas o los mandos de las piñas con normalidad? ¡Menudo peligro!

¿Cómo deben ser los guantes de moto para el invierno?

Llegado el momento de adquirir unos guantes de moto para el invierno, los expertos en equipamiento recomiendan tener en cuenta estos consejos:

  • Aunque también se venden modelos de caña corta, es recomendable adquirir guantes de caña larga. De este modo, se disfruta de una mayor protección frente al frío y las filtraciones de agua. Algo a lo que también contribuyen los sistemas de cierre –cremallera y velcro–.
  • Para la elaboración de los guantes de moto invernales se emplean diferentes materiales y tejidos: piel, cordura (nailon), goretex, poliéster, poliamida… En cualquier caso, han de ser impermeables, transpirables y cómodos. Y disponer de forro térmico interior.
motero-abrigado-montaña
  • Es primordial que los guantes para el invierno incorporen material antideslizante en la palma de la mano.
  • Asimismo, es interesante que incluyan una tira de goma en el pulgar para limpiar la pantalla del casco en los días de lluvia.

Lógicamente, los guantes de moto para los meses más fríos han de contar con protecciones. Y tienen que cumplir la norma UNE-EN 13594:2015. Siempre que vayas a comprar equipamiento de motorista, ¡exige productos homologados y certificados!

Guantes de moto calefactables

Y otra alternativa a considerar es utilizar unos guantes de moto calefactables. Dentro de este segmento, existen dos opciones:

  • Guantes que se conectan a una toma de corriente de la moto. Al servirse de cableado, pueden resultar más incómodos. A cambio, cumplen su cometido en todo momento.
  • Guantes alimentados por batería. Prescinden del cableado. Pero si no se han cargado lo suficiente previamente, podrían descargarse y dejar de aportar calor durante la conducción.

Independientemente del tipo de guante calefactable seleccionado, una buena idea es elegir un modelo que permita regular la intensidad de calor. Además, conviene valorar tanto la comodidad como el nivel de protección que ofrece.

¿Qué accesorios llevar en moto en invierno?

Y junto al equipamiento de motorista y la ropa térmica, una serie de accesorios posibilitan incrementar la comodidad cuando se conduce una moto en invierno. Entre ellos:

  • Parabrisas. Si tu moto no lo trae de serie, instalar un parabrisas te permitirá protegerte de las inclemencias del tiempo en invierno. Procura elegir un modelo extensible para ajustar su altura.
  • Puños calefactables. Calientan la palma de la mano para proporcionar un mayor tacto. Si vas a instalarlos como equipo opcional, confía su montaje a los profesionales de un centro especializado.
  • Manoplas. Estos cubremanos se fijan en el manillar de la moto y son ideales para combatir las bajas temperaturas.
  • Mantas térmicas y delantales cubrepiernas. Otros dos accesorios que agradecerán los motoristas más frioleros. Muy indicados para plantarle cara al frío y la lluvia.

Por último, ya sea en un accesorio de carga, un compartimento portaobjetos del vehículo o una mochila, te recomendamos que en tus desplazamientos en moto en invierno no falte un arrancador de batería. Este dispositivo no es demasiado caro, ocupa poco espacio y puede sacarte de un apuro si tu moto no arranca por el frío.

moto-frio-nieve

Seguro de moto con cobertura de Asistencia en Carretera

Y si no eres capaz de arrancar el vehículo o sufres cualquier otro imprevisto que te impida continuar la marcha, te vendrá bien haber contratado un seguro de moto con cobertura de Asistencia en Carretera.

En Cleverea te facilitamos calcular el precio del seguro y elegir la modalidad que mejor se ajuste a tus necesidades en solo unos minutos. Sin papeleo y sin moverte de casa. A golpe de clic. Así de sencillo. Compruébalo y… ¡a rodar!

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.