Autor:
Rodrigo Lázaro
Fecha:
9/12/2022
Tiempo lectura:
6
 min
Categoría:
Coche
Sin categoría
Volver al blog
Coche
6
 min de lectura

¿Cómo arrancar un coche si hace frío?

Rodrigo Lázaro
9/12/2022

Para circular con seguridad en la época invernal, es primordial saber cómo afectan las bajas temperaturas a nuestro automóvil y cuál es la manera correcta de arrancarlo. ¡Toma nota de nuestras recomendaciones!

Al igual que sucede con las personas, las bajas temperaturas afectan a los vehículos. Por eso, a través de este post vamos a explicar cómo arrancar un coche si hace frío. Y también qué debemos tener en cuenta una vez que hayamos puesto en marcha el motor. Si no te gustan los imprevistos y deseas circular con seguridad en la época invernal, este artículo te interesa. ¡Sigue leyendo!

¿Qué sucede en tu coche con el frío?

Antes de centrarnos en cómo arrancar un coche si hace frío, es importante aclarar que cuando el termómetro se sitúa en sus valores más bajos no solamente se ve afectada la batería.

Sin duda, esta última cumple una función esencial al ser la encargada de suministrar energía eléctrica al vehículo. Gracias a la batería, tanto el motor como los elementos auxiliares pueden funcionar correctamente. Sin embargo, otras partes y componentes de un automóvil también sufren los rigores del mal tiempo.

Cerraduras

Nuestro país tiene uno de los parques móviles más envejecidos de Europa. Eso significa que aún hay en funcionamiento muchos coches que carecen de mando a distancia. Y sin este dispositivo que hoy nos parece tan normal, algunos conductores se ven obligados a abrir y cerrar las puertas o la tapa del maletero con la llave de toda la vida.

  • Cuando hace frío, no disponer de un sistema de apertura y cierre centralizado puede suponer un problema si el bombín llega a congelarse y no es posible introducir la llave por el ojo de la cerradura.
  • En esas condiciones, antes incluso de intentar arrancar el motor, el acceso al vehículo puede representar la primera dificultad.

Parabrisas

Si dejamos nuestro coche a la intemperie durante toda la noche, otra situación habitual es encontrarlo cubierto por un manto de hielo. Esto afectará al parabrisas, las escobillas y el líquido limpiaparabrisas, que podría llegar a congelarse. A través de su cuenta de Twitter, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda:

  • Cubrir el parabrisas con un cartón la noche anterior.
  • Si no podemos hacerlo, nos vendrá bien contar con un rascador o una rasqueta específicos para quitar el hielo.
  • ¡Ojo! Para esto último no se debe poner la calefacción muy alta. Tampoco accionar el limpiaparabrisas ni echar agua caliente en el cristal. Por la diferencia de temperatura, ¡puede llegar a romperse!

En lo relativo al líquido limpiaparabrisas, un buen consejo es adquirir un producto con propiedades de anticongelante.

Líquidos

Ya que nos hemos referido al limpiaparabrisas, hay otros líquidos que podrían verse afectados por las bajas temperaturas:

  • Líquido de refrigeración. Si somos cuidadosos con el mantenimiento del coche, nuestro mecánico de confianza habrá puesto anticongelante. De no ser así, corremos el riesgo de no poder arrancar el motor y de provocar una avería muy seria.
  • Lubricante. Del mismo modo, es fundamental utilizar un aceite multigrado capaz de soportar un rango de temperaturas muy amplio.
  • Combustible. En cuanto al combustible, no debemos preocuparnos. La gasolina no se congela hasta los 107 grados bajo cero. Y el gasóleo suele incluir aditivos para evitar que llegue a congelarse.
  • Líquido de frenos. Y por lo que respecta al líquido de frenos, el frío podría afectarle. Uno de los síntomas es que el pedal del freno esté demasiado blando. De ser así, tocará acudir a un taller cuanto antes.

Neumáticos

En lo referente a los neumáticos, uno de los principales efectos del frío es la pérdida de presión. Y esta, a su vez, tiene repercusiones negativas para la adherencia, el desgaste y la distancia de frenado. Igualmente, una presión baja incrementa la posibilidad de sufrir un reventón o un desllantamiento.

Batería

Por último, otra de las cosas que puede suceder en nuestro coche con el frío es que se descargue la batería. Un proceso que podría acelerarse si, además, movemos poco el vehículo. Poner en práctica los siguientes consejos nos será de utilidad para evitar quedarnos sin batería:

  • Siempre que sea posible, guardar el automóvil en una plaza de garaje. De esta forma, no estará expuesto a las inclemencias del tiempo.
  • Revisar la carga de la batería periódicamente en un taller o con un medidor.
  • Reemplazar la batería cuando nos lo aconseje nuestro mecánico.

En Internet se publican recomendaciones sobre cómo calentar la batería de un coche. Entre ellas, cubrirla con un paño por la noche o ponerle encima una bolsa de agua caliente. Pero conviene tener mucha precaución con estos experimentos. Lo mejor, ante cualquier duda, es consultar a los profesionales de un centro especializado.

¿Cómo calentar un motor frío?

Por todo lo expuesto, está claro que las bajas temperaturas afectan a nuestro automóvil. Suponiendo que el mismo se encuentre en perfecto estado de revista, vamos a ver cómo arrancar un coche si hace frío. Una operación que dependerá de los años que tenga el vehículo y del tipo del sistema de alimentación.

¿Cómo calentar el motor de un coche con starter?

Los lectores más veteranos del blog de Cleverea, y los aficionados a los coches clásicos, estarán familiarizados con el starter. De manera especial, este tirador o palanquita se encuentra en el habitáculo de los coches con carburador, aunque también puede combinarse con propulsores de gasóleo. En cualquier caso, su funcionamiento es similar:

  • Cuando el motor está frío y no alcanza a mantener el ralentí, se arranca con la ayuda del starter tirando de él hacia fuera.
  • El starter acelera el propulsor y evita que se cale.
  • Y a medida que el motor va adquiriendo temperatura, se va llevando el tirador hacia su posición original de manera progresiva.

¿Cómo calentar un motor con inyección electrónica?

Hoy en día, las modernas mecánicas de inyección electrónica evitan tener que hacer uso del starter. Y tampoco requieren que el motor permanezca varios minutos al ralentí para alcanzar la temperatura de funcionamiento óptima.

  • Según los especialistas en mecánica, 30 segundos son suficientes desde que se acciona el propulsor hasta que se puede iniciar la marcha.
  • Y en los días más gélidos, un par de minutos.

¿Y qué sucede si se trata de un motor diésel?

En cuanto a cómo arrancar un coche diésel si hace frío, gran parte de esa responsabilidad recae en los denominados calentadores o bujías de precalentamiento:

  • Si el motor se arranca mediante llave, se ha de girar hasta el primer punto y esperar a que se apague el testigo de los calentadores (en forma de espiral y en color amarillo) del cuadro de mandos.
  • A continuación se procederá a arrancar el propulsor y dejarlo al ralentí unos cinco minutos para que vaya alcanzando temperatura.

Por cierto: los tirones en frío de un diésel no son buena señal. Y si el coche arranca y se para en frío, también habrá que preocuparse y acudir a un taller de mecánica.

Consejos para una vez arrancas el coche

Confiamos en que, por todo lo expuesto, te hayamos ayudado a saber cómo arrancar un coche si hace frío. Una vez que el motor se pone en marcha, es recomendable:

  • Hacer uso del equipo de aire acondicionado o climatización, así como de la luneta térmica, para desempañar los cristales por dentro.
  • Y tomarse con calma los primeros kilómetros para que el propulsor vaya alcanzando su temperatura de funcionamiento.
  • Además, pudiera suceder que hubiese placas de hielo en la calzada. ¡Conviene ser precavidos!

Si, por el contrario, no logramos poner en funcionamiento el vehículo, tocará echar mano de un arrancador o unas pinzas. O llamar a la compañía aseguradora. Para salir del apuro, nos vendrá bien haber contratado un seguro de coche con cobertura de Asistencia en Carretera.

Duis vel lectus non lectus dictum vulputate. Suspendisse malesuada hendrerit sagittis.